location_on Chile keyboard_arrow_down

Qué es Ethereum

Aprende sobre su historia, su creador, el protocolo y las principales características de Ethereum.

Luego de escribir la majestuosa guía “Qué es Bitcoin” nos vamos a sumergir en la explicación de “Qué es Ethereum”.

Ethereum es una red, como Bitcoin, creada para soportar su propia criptomoneda, llamada Ether, además de “contratos inteligentes”, un concepto revolucionario que permite crear programas computacionales, o “contratos”, que en vez de existir en un servidor o computador central -o un papel-, existen en una base de datos descentralizada, como el blockchain (o cadena de bloques) de la red Ethereum. Y esto es lo que hace que Ethereum sea distinta a Bitcoin; la posibilidad de crear estos contratos inteligentes. Más adelante explicaremos en detalle lo que son.

Fue propuesta inicialmente por Vitalik Buterin al finales del 2013, y rápidamente se sumaron otras personas al proyecto, como Gavin Wood, Anthony Di Lorio y Joseph Lubin, entre otros.

La red nació formalmente el 30 de julio del 2015 con su bloque “génesis”, nombre usado para referirse al primer bloque de un blockchain, también considerado como el nacimiento oficial de una criptomoneda.

¿Cómo funciona Ethereum?

Para comenzar, dividiremos la explicación en dos partes, ether la criptomoneda, y los contratos inteligentes.

Si analizamos la red Ethereum desde su criptomoneda “ether” (o ETH por su acrónimo), esta funciona prácticamente igual a Bitcoin. Utiliza un libro contable público y descentralizado (blockchain o cadena de bloques) para llevar el registro de todas las transacciones de ethers que ocurren en la red. También depende de que “mineros” pongan poder computacional en favor de la red, a cambio de una recompensa en económica en ethers, para mantener esta contabilidad actualizada y segura.

Sin embargo, las diferencias se vuelven sustanciales cuando entramos en los contratos inteligentes.

Mientras las transacciones que se registran en el blockchain de Bitcoin sólo permiten anotar información respecto a quién envía, quién recibe, fecha, y un espacio para agregar instrucciones muy limitadas y predeterminadas por el protocolo Bitcoin, en las transacciones de Ethereum es posible agregar lo mismo que en Bitcoin, además de un espacio que permite agregar instrucciones abiertas, en forma de código computacional, que quedan disponible para ser ejecutadas cuando quien(es) tenga autorización desee y le pague a la red para ejecutarla.

Este código computacional que se agrega en las transacciones de Ethereum puede ser usado para definir un “contrato inteligente”: un contrato que replica un contrato tradicional, o sea, un acuerdo entre dos o más partes que define las consecuencias del resultado de un proceso o hito, pero que en vez de estar escrito en un papel, están escritos en código inmutable guardado en un blockchain, y que son ejecutables por cualquier computador que cumpla con las condiciones de la red, a cambio de una recompensa económica.

Una de las características más fundamentales de estos contratos inteligentes es la inmutabilidad, lo que significa que, al igual que las transacciones de ethers, una vez que quedan registradas en el blockchain de Ethereum, estos se vuelven inmodificables. Esto le da seguridad a las partes de que nadie podrá cambiar las reglas del contrato acordado, ni quien creó el contrato ni un potencial hacker.

Un ejemplo de un contrato inteligente (y que de hecho ya existe a modo experimental), es el de un seguro catastrófico descentralizado, donde todos los actores involucrados aporten un monto en ethers periódicamente, y cuando el contrato identifique que hubo una catástrofe, consultando a otro contrato inteligente, proveído por un ente gubernamental, por ejemplo, se gatille un pago a quienes corresponda, desde el fondo acumulado y por una suma definida en las mismas reglas del contrato. En este contrato inteligente se podrían agregar reglas de castigos por no pago, o resolución de casos esquina, o condiciones de pago, como fechas. Lo que sea que quepa en la imaginación humana y habilidad de quien(es) lo programe. Como bien notaste, igualmente en algún momento tuviste que confiar en un tercero, en este caso la información en el contrato inteligente del gobierno, quien comunicó la catástrofe. Pero los puntos de falla en este modelo son sustancialmente menos que en el modelo tradicional, y sin considerar que no hay papeleos ni “horarios hábiles”, porque la red opera 24/7.

Te dieron ganas de comprar? acá una guía de cómo hacerlo.

Ya, ahora sí es el momento de sumergirnos en las profundidades del mundo Bitcoin.

¿Qué son los Ether (ETH) y cómo se generan?

Los ethers son los “tokens” de la red Ethereum. Son equivalentes a los bitcoins de la red Bitcoin. Es la moneda con la que se paga por los distintos servicios on-chain (ejecución de smart contracts) u off-chain (productos y servicios de la economía real pagados con ethers).

Estos, al igual que otras criptomonedas, son escasos por protocolo, y son emitidos a una tasa conocida por los mineros de ethers. Estos mineros son los responsables de procesar las transacciones de la red, al mismo tiempo que intentan -liberar bloques- resolver problemas matemáticos cuya solución les “regala” los nuevos ethers como recompensa. El intenso proceso computacional detrás de la minería de ethers es el que, a su vez, asegura la red contra intentos.

Actualmente la red Ethereum ofrece 2 nuevos ethers como recompensa al minero que libere un nuevo bloque, y los bloques son liberados, en promedio, cada 15 segundos. Al momento de escribir esta guía existen 110 millones de ethers emitidos, aproximadamente.

¿Qué son los contratos inteligentes (Smart Contract)?

Ahora bien, ¿qué es eso de los Contratos Inteligentes? Esto es algo innovador que vale la pena explicar porque es la mejor característica distintiva de la red de Ethereum.

Usando la definición anterior, los contratos inteligentes o Smart Contracts se definen como un contrato que replica un contrato tradicional, o sea, un acuerdo entre dos o más partes que define las consecuencias del resultado de un proceso o hito, pero que en vez de estar escrito en un papel, están escritos en código inmutable guardado en un blockchain, y que en vez de ser analizados, interpretados y ejecutados por una persona, estos son ejecutados por computadores de la red Ethereum, a cambio de una recompensa económica.

Este tipo de contrato tienen la capacidad de ejecutarse de forma autónoma (previo pago a la red por realizar el trabajo computacional necesario), según acuerdo de las partes implicadas, y el pago a la red necesario para que este tenga el incentivo económico para dedicar el poder computacional necesario para correr el contrato. Esto nos lleva a que contratos inteligentes más complejos son más caros de ejecutar. Es decir, el smart contract, o software, ejecuta una serie de tareas predeterminadas, de acuerdo a las instrucciones escritas en su código.

Lo revolucionario es que, si bien los smart contracts son similares a los softwares que corremos en computadores tradicionales, en estos no es necesario que exista un intermediario de confianza para aprobar o rechazar este contrato, sino que el mismo código es quien asegura que se cumplan las condiciones. Y tampoco es posible que el contrato sea corregido o modificado en el futuro, porque está escrito en una base de datos inmutable. En otras palabras, es un contrato tradicional, escrito en código computacional, que se vuelve “inteligente” al ser descentralizado. Esto evita que los procesos del acuerdo se alarguen y además supone un ahorro significativo para todas las partes implicadas. Como consecuencia de todo lo anterior, estos contratos tampoco son censurables.

Lo otro relevante de estos contratos inteligentes es que son “turing-completos”, lo que quiere decir que permiten redactar cualquier lógica computacional, a diferencia de, por ejemplo, el lenguaje de Bitcoin, el que sólo permite redactar un universo limitado de funciones y órdenes. Si tuviera que usar una analogía, diría que el lenguaje de Bitcoin está compuesto por 10 palabras, y por lo tanto se puede comunicar cualquier idea que sea construible con esas 10 palabras. En cambio el lenguaje de Ethereum contiene todas las letras del abecedario, permitiendo redactar cualquier idea posible.

¿Qué es el GAS?

El GAS es la unidad que mide el trabajo computacional requerido para ejecutar una acción en la red de Ethereum, ya sea procesar una simple transacción de ethers entre direcciones ETH, o ejecutar un smart contract complejo.

El GAS tiene 3 componentes:

  1. La cantidad de GAS: el gas necesario para correr una operación.
  2. El precio del GAS: es el valor de una unidad de GAS expresado en ETH.
  3. El límite del GAS: es la máxima cantidad de GAS que uno está dispuesto a pagar en una determinada transacción.

El GAS cumple con la función de permitirle a los mineros estimar la cantidad de procesamiento que requerirá ejecutar una acción, y, sumado al precio en ethers que se está pagando por unidad de GAS, el incentivo económico que hay detrás de hacer dicho trabajo.

Esto me lleva a que si quiero que mi smart contract, o mi transacción de ethers, sea procesada rápidamente, debo ofrecer un precio por GAS más alto, y así lograr que los mineros procesen antes mi solicitud. También, el GAS sirve para ponerle un límite a la cantidad total de operaciones que van a tener que correr los mineros. Dicho de otra manera, cuando alguien desea procesar una transacción o un smart contract en la red Ethereum, debe definir la cantidad de GAS máximo que está dispuesto a gastar en dicha operación, así como también el precio por unidad de GAS. Así, si el minero requiere más unidades de GAS de las definidas en el acuerdo, las usará todas, se quedará con los ethers ofrecidos para correr dicho proceso, pero el proceso no será completamente ejecutado porque no tuvo el “combustible” necesario. Si el minero usó el 70% del GAS ofrecido como máximo, usará ese 70% y “ahorrarás” 30%. Si el minero considera que el precio que estás pagando por unidad de GAS, medido en ethers, es demasiado bajo, no correrá tu proceso y privilegiará a otros procesos dispuestos a pagar un mayor precio por unidad de GAS. Esto nos lleva a que existe un mercado transparente y dinámico sobre el precio del GAS. La razón de por qué Bitcoin no necesita este sistema de GAS es porque Bitcoin, a propósito, utiliza un lenguaje limitado, menos expresivo, y que tiene la propiedad de que siempre termina, y el tamaño de la transacción crece proporcional al poder de cómputo que requiere la transacción, entonces si alguien quiere que se procesen transacciones más sofisticadas (desde muchas addresses de origen a muchas de destino, por ejemplo), deberá pagar más fees. En cambio en la red Ethereum, como en teoría puedo crear un smart contract infinitamente largo, y un minero debe asegurarse de que será rentable su trabajo, entonces debe saber de antemano que en primer lugar habrá una recompensa, sea cual sea el resultado del trabajo (la cantidad de GAS incluido en la operación), y, en segundo lugar, que el trabajo será rentable (el precio por GAS incluido). Así, si alguien ocioso, o que comete un error, hace un contrato inteligente demasiado extenso o complejo, el minero sólo trabajará hasta donde se le pague.

¿Qué son las Dapps?

Son aplicaciones que no cuentan con un servidor central, sino que trabajan sobre una red descentralizada donde los usuarios tienen el control del funcionamiento de la misma.

En la práctica una Dapp es uno o un conjunto de smart contracts que trabajando al unísono logran formar estructuras y sistemas que realizan tareas previamente definidas.

Una característica es que las DApps no tienen por qué estar vinculadas con el mundo financiero directamente, sino que usan un sistema financiero base, como la red Ethereum, para construir lógicas que pueden estar enfocadas a desarrollar desde juegos hasta redes sociales.

Acá puedes ver las más de mil Dapps que están disponible actualmente: State of Dapps

¿Cuánto vale 1 ETH o 1 GAS?

Al comienzo del 2020, el valor de 1 ETH era aproximádamente de 166 dólares, y el precio de una unidad de GAS es de 15 Gwei, o 0.00000001 Ethers (1 ETH = 1.000.000.000 Gwei y 1 Gwei = 1.000.000.000 wei).

¿Cómo se regula el precio de ETH?

El precio de ETH se regula siguiendo el precio que el mercado define, es decir, todas las personas que en un determinado momento están vendiendo y comprando ethers definen cuánto cuesta una unidad, igual que los commodities y las acciones. Igual que Bitcoin, por supuesto.

Dado que los ethers son escasos por protocolo, si el ecosistema Ethereum llega a tener éxito y la demanda por ethers aumenta, un alza en el precio es el único mecanismo que tiene el mercado para alcanzar un equilibrio.

¿Cómo puedo comprar ETH?

Acá es donde entramos nosotros. Buda.com es un mercado de criptomonedas, donde puedes comprar y vender ethers y otras criptomonedas. También somos una billetera de criptomonedas donde puedes guardar de manera segura los ETH que hayas comprado. Tenemos decenas de miles de clientes que nos usan para uno o ambos servicios.

¡Y como somos una billetera abierta, puedes almacenar tus ETH con nosotros incluso si no los adquiriste en Buda.com!

En resumen los pasos para guardar ETH con nosotros sería así:

Tener una cuenta verificada. Puedes crearte una cuenta acá:

Luego debes ir a “Depósitos o Abonos”, en el menú de abajo si estás en la App o menú del costado izquierdo si estás en la web, seleccionas la moneda (si quieres comprar) o la criptomoneda (si deseas vender). Ahí te mostraremos las instrucciones para que deposites y te asignemos saldo en tu cuenta. Te comunicaremos por email o notificación cuando el dinero esté disponible en tu cuenta. Es así de simple!