¿Qué es lo que le da a bitcoin su valor?

January 19, 2017 by Buda

Muchas personas que nunca han usado bitcoin lo ven con confusión. ¿Por qué este dinero mágico de Internet tiene algún valor en absoluto? Es sólo algo que una persona inventó en un computador. Consideremos las críticas de quienes durante décadas han empujado la idea de que el dinero tradicional debe estar respaldado por algo real, duro e independientemente valioso.

Bitcoin no califica, ¿verdad?

Tal vez sí. Miremos más de cerca.

Bitcoin surgió por primera vez como un posible competidor del dinero administrado por los gobiernos hace casi nueve años. El paper de Satoshi Nakamoto fue publicado el 31 de octubre de 2008. La estructura y el lenguaje de este documento envió el mensaje: Esta moneda es para los técnicos informáticos, no economistas ni expertos políticos. La circulación del paper de Nakamoto era limitada; los novatos que lo leían estaban desconcertados.

Pero la falta de interés no impidió que la historia avanzara. Dos meses más tarde, los que estaban prestando atención vieron el surgimiento del “Bloque Génesis”, los primeros bitcoins generados a través del concepto de Nakamoto y guardados en una base de datos alojada en algunos computadores repartidos por el mundo.

Money

Ahora estamos aquí, unos cuantos años en el futuro y un solo bitcoin se transa cerca de los USD$800 y ha estado tan arriba como USD$1200. La moneda es aceptada por millares de instituciones, en línea y fuera de línea. Su sistema de pago es muy popular en los países pobres sin grandes infraestructuras bancarias, pero también en los países desarrollados. Y las principales instituciones -incluida la Reserva Federal, la OCDE, el Banco Mundial y las principales casas de inversión- están respetuosamente prestando atención.

Los entusiastas, que se encuentran en todos los países, dicen que su valor de cambio se disparará en el futuro porque su oferta es estrictamente limitada y proporciona un sistema muy superior al dinero del gobierno. Bitcoin se transfiere entre individuos sin un tercero. Se intercambia casi sin costo. Es duradero, fungible y divisible: todas las características cruciales del dinero. Crea un sistema monetario que no depende de la confianza y la identidad, y mucho menos de los bancos centrales y el gobierno. Es un nuevo sistema para la era digital.

Money

Difíciles lecciones para el “dinero tradicional”

Para aquellos educados en la escuela del “dinero tradicional”, toda esta idea ha sido un desafío serio. Hablando por mí, había estado leyendo acerca de Bitcoin dos años antes de estar cerca de entenderlo. Había algo en la idea que me molestó. No se puede ganar dinero de la nada, mucho menos con código del computador. ¿Por qué tiene valor entonces? Debe haber algo mal. No es así como esperábamos que se reformara el dinero.

Ludwig von Mises

Ahí está el problema: nuestras expectativas. Deberíamos haber prestado más atención a la teoría de los orígenes monetarios de Ludwig von Mises. Pero no a lo que pensamos que escribió, sino a lo que realmente escribió.

En 1912, Mises publicó La Teoría del Dinero y el Crédito. Su primera versión en alemán fue un gran éxito en Europa, y luego fue traducido al inglés. Mientras que cubría cada aspecto del dinero, su contribución central estaba en rastrear el valor y el precio del dinero — y no sólo el dinero en sí mismo — a sus orígenes. Es decir, explicó cómo el dinero obtiene su precio en términos de los bienes y servicios que obtiene. Más tarde llamó a este proceso el “teorema de regresión”, y resulta que bitcoin satisface todas las condiciones del teorema.

El profesor de Mises, Carl Menger, demostró que el dinero mismo proviene del mercado, no del Estado y no del contrato social. Emerge gradualmente a medida que los empresarios monetarios buscan una forma ideal de commodity para el intercambio indirecto. En lugar de meramente intercambiar entre sí, las personas adquieren un bien no para consumir, sino para comerciar. Ese bien se convierte en dinero, el commodity más comercializable.

Pero Mises añadió que el valor del dinero se remonta en el tiempo a su valor como commodity intercambiado. Mises dijo que esta es la única manera en que el dinero puede tener valor.

La teoría del valor del dinero como tal puede rastrear el valor de cambio objetivo del dinero sólo hasta el punto en que deja de ser el valor del dinero y se convierte simplemente en el valor de un commodity… Si seguimos de esta manera retrocedemos cada vez más, y eventualmente llegaremos a un punto en el que ya no encontramos ningún componente en el valor de cambio objetivo del dinero que surge de las valoraciones basadas en la función del dinero como medio común de intercambio; Donde el valor del dinero no es otra cosa que el valor de un objeto que es útil de alguna otra manera que como dinero. Antes de adquirir bienes en el mercado, no para el consumo personal, sino que simplemente para intercambiarlos por los bienes que realmente se deseaban, cada producto individual sólo se acreditaba con ese valor dado por las valoraciones subjetivas basadas en utilidad directa.

La explicación de Mises resolvió un problema importante que confundía a los economistas. Es una narrativa de la historia conjetural, y sin embargo tiene perfecto sentido. ¿La sal se habría convertido en dinero si de otro modo hubiera sido completamente inútil?, ¿Las pieles de castor hubiesen obtenido valor monetario si no hubiesen sido útiles para confeccionar vestimenta?, ¿La plata o el oro habrían tenido valor monetario si no tuvieran valor como commodities primero? La respuesta en todos los casos de la historia monetaria es claramente no. El valor inicial del dinero, antes de que se comercialice ampliamente como dinero, se origina en su utilidad directa. Es una explicación que se demuestra a través de la reconstrucción histórica. Ese es el teorema de regresión de Mises.

El Valor de usar Bitcoin

A primera vista, bitcoin parecería ser una excepción. No puedes usar un bitcoin para otra cosa que no sea dinero. No se puede usar como joyas. No puedes hacer una máquina con él. No se puede comer o incluso usar con fines decorativos. Su valor sólo se demuestra como una unidad que facilita el intercambio indirecto. Y sin embargo, bitcoin ya es dinero. Se usa todos los días. Puedes ver los intercambios en tiempo real.
No es un mito. Es de verdad.

Puede parecer que tenemos que elegir. ¿Está mal Mises? Tal vez tengamos que echar fuera toda su teoría. O tal vez su punto era puramente histórico y no se aplica en el futuro de una era digital. O tal vez su teorema de la regresión es la prueba de que bitcoin es sólo una manía vacía sin poder de permanencia, porque no puede reducirse a su valor como un commodity útil.

Payment Bitcoin

Y sin embargo, tú no tienes que recurrir a la teoría monetaria complicada para entender el sentido de alarma que rodea a bitcoin. Muchas personas, como yo, sólo tienen una sensación de inquietud acerca de un dinero que no tiene base en nada físico. Claro, usted puede imprimir un bitcoin en un trozo de papel, pero tener un papel con un código QR o una clave pública no es suficiente para aliviar esa sensación de intranquilidad

¿Cómo podemos resolver este problema? En mi propia mente, jugué con el tema durante más de un año. Me desconcertó. Me preguntaba si la visión de Mises se aplicaba sólo en una era predigital. He seguido las especulaciones en línea que el valor de bitcoin sería cero, pero para las monedas nacionales en las que se convierte. Tal vez la demanda de bitcoin superó las demandas del escenario de Mises debido a una necesidad desesperada de algo más que el dólar.

Con el tiempo, finalmente llegó la resolución. No le daré más vueltas y la revelaré: Bitcoin es tanto un sistema de pago como dinero. El sistema de pago es la fuente de valor, mientras que la unidad de contabilidad simplemente expresa ese valor en términos de precio. La unificación de dinero y pago es su característica más inusual, y la que la mayoría de los comentaristas han tenido problemas para meterse en la cabeza.

Todos estamos acostumbrados a pensar en divisas separadas de los sistemas de pago. Este pensamiento es un reflejo de las limitaciones tecnológicas de la historia. Está el dólar y las tarjetas de crédito. Está el euro y PayPal. Hay yenes y hay servicios como Western Union. En cada caso, la transferencia de dinero depende de terceros proveedores de servicios. Con el fin de utilizarlos, es necesario establecer una “relación de confianza” con ellos, es decir, que la institución que organiza el acuerdo tiene que creer que usted va a pagar.

Esta cuña entre el dinero y el pago ha estado siempre con nosotros, a excepción del caso de la proximidad física. Si te doy un dólar por tu rebanada de pizza, no hay tercero. Pero los sistemas de pago, los terceros, y las relaciones de confianza se hacen necesarios una vez que que se abandona la proximidad geográfica. Es entonces cuando empresas como Visa y las instituciones como los bancos se hacen indispensables. Son la aplicación que hace que el software monetario haga lo que usted quiere que haga.

El problema es que los sistemas de pago que tenemos hoy en día no están disponibles para cualquiera. De hecho, una gran mayoría de la humanidad no tiene acceso a tales herramientas, que es una de las principales razones de la pobreza en el mundo. Los que carecen de derechos financieros se limitan al comercio local y no pueden extender sus relaciones comerciales con el mundo.

Un objetivo importante, si no primario, de desarrollar Bitcoin era resolver este problema. El protocolo estableció unir la función de moneda con un sistema de pago. Los dos están completamente interrelacionados en la estructura del propio código. Esta conexión es lo que hace bitcoin diferente de cualquier moneda nacional existente, y, realmente, cualquier moneda en la historia.

Dejemos que Nakamoto hable desde el resumen introductorio a su paper. Observa cómo el sistema de pagos es central al sistema monetario que creó:

Una versión completamente peer-to-peer (persona a persona) de dinero electrónico permitiría que los pagos electrónicos sean enviados directamente de una persona a otra sin pasar por una institución financiera. Las firmas digitales proveen parte de la solución, pero los mayores beneficios se pierden si algún intermediario de confianza es requerido para prevenir el “doble gasto”. Nosotros proponemos una solución al problema del doble gasto utilizando una red peer-to-peer. La red estampa la fecha y hora de las transacciones a través de una función criptográfica (hash) que referencia a la anterior en una cadena de hashes creando el protocolo proof-of-work, este es un registro que no puede ser cambiado sin rehacer todo el trabajo. La cadena más larga no sólo sirve de prueba de la secuencia de los eventos presenciados, si no que además viene del conglomerado más grande de capacidad de procesamiento. Siempre que este conglomerado sea controlado por personas que no intentan atacar la red, ellos generarán la cadena más larga dejando atrás a los atacantes. La red por si misma requiere de una estructura mínima. Los mensajes son emitidos lo más eficientemente posible y los nodos pueden salir y reunirse a la red a voluntad, aceptar la cadena más larga sirve de prueba de lo que ha sucedido mientras no estaban conectados.

Lo que es muy llamativo en este párrafo es que ni siquiera hay una mención de la unidad monetaria en sí. Sólo se menciona el problema del doble gasto (es decir, el problema de la creación de dinero inflacionario). La innovación aquí, incluso según las palabras de su inventor, es la red de pago y no la moneda. La moneda o unidad digital sólo expresa el valor de la red. Es una herramienta de contabilidad que absorbe y transporta el valor de la red a través del tiempo y el espacio.

Network

Esta red se llama Blockchain (cadena de bloques). Es un libro contable almacenado en la nube digital, una red distribuida, y puede ser observado en funcionamiento por cualquier persona en cualquier momento. Es supervisado cuidadosamente por todos los usuarios. Permite la transferencia de bits seguros y no repetibles de información de una persona a otra en cualquier parte del mundo, y estos bits de información están garantizados por una forma digital de título de propiedad. Esto es lo que Nakamoto llamó “firmas digitales”. Su invención de este libro contable basado en la nube permite verificar los derechos de propiedad sin tener que depender de alguna agencia fiduciaria de terceros.

Blockchain resolvió lo que ha llegado a ser conocido como el problema de los generales bizantinos. Este es el problema de coordinar la acción sobre un área geográfica amplia en presencia de actores potencialmente maliciosos. Debido a que los generales separados por el espacio tienen que confiar en los mensajeros y esta confianza requiere tiempo y trabajo, ningún general puede estar absolutamente seguro de que el otro general ha recibido y confirmado el mensaje, y mucho menos su precisión.

Poner un libro contable al que todos tienen acceso en Internet supera este problema. El registro guarda las cantidades, los tiempos y las direcciones públicas de cada transacción. La información se comparte en todo el mundo y siempre se actualiza. El libro garantiza la integridad del sistema y permite que la unidad monetaria se convierta en una forma digital de propiedad con un título.

Una vez que comprendas esto, puedes ver que la propuesta de valor de bitcoin está vinculada con su red de pago adjunta. Aquí es donde se encuentra el valor de uso al que se refiere Mises. No está incrustado en la unidad monetaria, sino más bien en el brillante e innovador sistema de pagos en el que vive Bitcoin. Si fuera posible que *Blockchain *se separara de alguna manera de bitcoin (algo que realmente no es posible), el valor de la moneda caería instantáneamente a cero.

Cogs

Prueba de concepto

Ahora, para comprender mejor cómo la teoría de Mises encaja con bitcoin, tienes que entender otro punto acerca de la historia de la criptomoneda. El día de su lanzamiento (9 de enero de 2009), el valor de bitcoin era exactamente cero. Y así permaneció durante 10 meses después de su lanzamiento. Todo el tiempo, las transacciones estaban teniendo lugar, pero no tenía valor publicado por encima de cero durante todo este tiempo.

El primer precio publicado de bitcoin apareció el 5 de octubre de 2009. En este intercambio, USD$1 igualó 1,309.03 Bitcoin (que muchos consideraban demasiado caro en ese momento). En otras palabras, la primera valoración de bitcoin era poco más de una décima de un centavo. Sí, si usted hubiera comprado USD$100 de bitcoin en esos días, y no los hubiera vendido en algún momento de pánico, usted sería un “casi millonario” hoy.

Así que aquí está la pregunta: ¿Qué pasó entre el 9 de enero y el 5 de octubre de 2009, para que Bitcoin obtenga un valor de mercado? La respuesta es que los comerciantes, entusiastas, empresarios y otros estaban probando la Blockchain. Querían saber si funcionaba. ¿Transfería las unidades sin gastar dos veces? ¿Realmente era un sistema que dependía de la potencia de CPUs voluntarias era suficiente para verificar y confirmar las transacciones? ¿Los bitcoins recompensados ??aterrizan en el lugar correcto como pago por los servicios de verificación? Y, por sobre todo, ¿este nuevo sistema realmente funcionaba para hacer lo aparentemente imposible, es decir, mover bits seguros de información basada en títulos a través del espacio geográfico, no utilizando a terceros, sino más bien peer-to-peer?

Tomó 10 meses para construir confianza. Tomó otros 18 meses antes de que bitcoin alcanzara la paridad con el dólar de los Estados Unidos. Esta historia es esencial para entender, especialmente si se está apoyando en una teoría del origen del dinero que especula sobre la prehistoria del dinero, como lo hace el teorema de regresión de Mises. Bitcoin no siempre fue un dinero con valor. Era una vez una unidad de contabilidad pura adjunta a un libro mayor. Este libro obtuvo lo que Mises llamó “valor de uso”. Todas las condiciones del teorema se satisfacen de este modo.

Reflexión final

Para revisar: si alguien dice que bitcoin está basado en nada más que en el aire, que no puede ser un dinero porque no tiene historia real como un producto genuino, e independiente de que si la persona diciendo que esto es un novato o un economista altamente capacitado, necesitas plantearle dos puntos centrales. Primero, bitcoin no es una moneda independiente, sino una unidad de contabilidad adjunta a una innovadora red de pagos. Segundo, esta red, y por lo tanto bitcoin, sólo obtuvo su valor de mercado a través de pruebas en tiempo real en un entorno de mercado.

En otras palabras, una vez que se toman en cuenta sus deslumbrantes características técnicas, bitcoin surgió exactamente como cada otra moneda, desde la sal hasta el oro, lo hizo. La gente encontró que el sistema de pago era útil, y la contabilidad adjunta era portátil, divisible, fungible, duradera y escasa.

El nuevo dinero nació. Este dinero junta todas las mejores características del dinero de la historia, pero añade una red de pago que permite al mundo entero el comercio sin tener que depender de terceros.

Pero debes notar algo muy importante aquí. Blockchain no es sólo dinero. Se trata de cualquier transferencia de información que requiera seguridad, confirmación y garantía total de autenticidad. Esto se refiere a los contratos y transacciones de todo tipo, todas realizadas peer-to-peer. Piensa en un mundo sin terceros, incluyendo el tercero más peligroso jamás concebido por el hombre: el propio Estado. Imagínate ese futuro y empiece a captar la plenitud de las implicancias para nuestro futuro.

Mises estaría maravillado y sorprendido con bitcoin. Pero también podría tener un sentimiento de orgullo, porque su teoría monetaria de más de 100 años atrás se ha confirmado y dado una nueva vida en el siglo XXI.


FUENTE: Jeffrey A Tucker (FEE.org), What Gave Bitcoin Its Value?

© 2018 | www.buda.com | we ♥ bitcoin